Dosa: panqueca de la India

Sin trigo, sin gluten y con mucha nutrición
pinit Ver galería 4 fotos

Las dosas son una especie de crepes al estilo indio. Toman algo más de tiempo que la receta francesa, pero no porque haya que trabajar más, quien trabaja es la madre naturaleza que nos entrega el alimento ya casi que digerido, lo cual se nota porque a pesar de llevar lentejas o fríjol mungo (el de las raíces chinas), se asimila fácilmente, sin gases ni abdomen distendido.

No creo haber visto caras de más terror que cuando se le dice a un paciente que abandone el trigo y todas sus preparaciones, para empezar a resolver un problema digestivo crónico; muchos me reclaman con amargura: “y entonces, ¿qué voy a comer?”. Da la impresión que pan, galletas, tortas y crêpes, son el único alimento disponible en la tierra y sin él corremos el riesgo de perecer y extinguirnos.

Además de lo que ya sabemos que se puede conseguir y que no tiene trigo en ninguna de sus formas, ni siquiera las más “saludables” como el integral: arepas, envueltos, panadería elaborada con harina de arroz, sagú, maíz, quinua, amaranto y muchos más, vamos a proponer esta receta que reúne dos caracteres en extremo importantes: contiene fermentos, “bacterias amigables”, protectoras del intestino, grandes contribuyentes a la defensa del organismo y es muy fácil de hacer, de gran sabor y mucha versatilidad.

La dosa es originada en la cocina india pero se hace con ingredientes que se consiguen en la tienda de la esquina.

Dosa: panqueca de la India

Dificultad: Intermedio Tiempo de preparación 48 hora Tiempo de cocción 5 minuto(s) Tiempo total 48 h 5 mins Porciones: 12

Ingredientes

Modo de preparación

  1. El arroz y las lentejas o fríjoles y el fenogreco, se lavan y se dejan en remojo toda una noche, por separado.

    (Nosotros las dejamos por dos días)
  2. Se escurren, dejando poca agua, se puede reservar algo de la que tienen por si al procesar se ve muy seca la masa, recuerden que debe quedar casi liquida para poder escurrir a la sartén caliente y que se esparzan. Se procesan, unos y otros, puede ser en combinación si se tiene un procesador de alimentos con el tamaño.

  3. La masa semi líquida resultante se deja fermentar por uno o dos días (la nuestra fermentó por tres días, se le ve algo de espuma).

  4. Una vez fermentada la masa, se puede conservar tapada en la nevera, para irla usando poco a poco, hasta ahora no tiene sal ni dulce, se le agrega una u otra cuando se van a usar.

  5. Si en el momento de preparar está muy seca la masa fermentada, para facilitar que escurra y forme la dosa, se le agrega un poco del agua que habíamos reservado del remojo.

  6. En una sartén con unas gotas de aceite bien caliente, se chorrea un poco de la mezcla y se mueve como si se fuera a hacer unas crepes o panqueques.

  7. Las dosas sólo se cocinan por un lado, así que cuando veas que está bien hecha, dobla la dosa y ya la tienes lista. En las que hicimos de prueba para este escrito, las rellenamos de guacamole, pero se pueden llenar prácticamente de lo que quiera o hacerlas de dulce.

Información nutricional

Porciones 4


Cantidad por porción
Calorías 730
Calorías de grasa 250
% Valor diario *
Grasa total 27g42%
Grasa saturada 9g45%
Colesterol 195mg65%
Sodio 730mg31%
Carbohidratos totales 19g7%
Fibra dietética 5g20%
Azúcares 10g
Proteína 97g194%

Vitamina C 10%
Hierro 12%
Vitamina E 8%
Vitamina K 5%

* Los Valores diarios porcentuales se basan en una dieta de 2000 calorías. Tu valor diario puede ser mayor o menor dependiendo de tus necesidades calóricas.

Notas

La dosa es similar a una crepe pero con muchísimas propiedades... ¡y sin gluten!

Palabras claves: hecho en casa, vegano, Nutrapédica, libre de gluten

¿Hiciste esta receta?

Comparte la foto en tu perfil de Instagram y menciónanos @doctorgiovannizapata

Comparte la foto en tu perfil de Pinterest

pinit
Abrir chat
1
¡Agenda tu cita con el Dr. Zapata!
¡Agenda tu cita con el Dr. Zapata por WhatsApp!