¿Por Qué es Buena la Kombucha para Usted?

Comparte este artículo en tus redes sociales

La kombucha aporta los beneficios del té verde, una de las bebidas más saludables del planeta.

 

La importancia cardinal de la alimentación está presente en las medicinas alternativas, sean éstas homeopatía, acupuntura como parte de la Medicina Tradicional China o Ayurveda, entre otras, es fundamental que la primera causa potencial de enfermedad se maneje y esa es la alimentación.

A continuación lo que dice la ciencia sobre la kombucha, que es un té fermentado que ha sido consumido por miles de años.

No solamente tiene los mismos beneficios del té, también es rica en probióticos. La kombucha tiene bastantes antioxidantes, puede matar bacterias patógenas del intestino y ayuda a combatir muchas enfermedades crónicas.

Aquí tenemos una lista de algunos de sus beneficios:

  1. La kombucha es una fuente potencial de probióticos.
    La kombucha se elabora en una preparación de té negro y/o verde, que se permite que se fermente durante una semana o más. En el proceso, las bacterias y la levadura forman una especie de nata gruesa conocida como “Scoby” (Symbiotic Culture Of Bacteria and Yeast). Esta “nata” permite fermentar nueva kombucha. Este proceso de fermentación produce ácido acético (vinagre), un poco de alcohol y gases que hacen que produzca una sensación carbonatada. Una buena cantidad de bacterias beneficiosas y protectoras crece en la mezcla. Estas bacterias pueden mejorar muchos aspectos de la salud: digestión, distensión, contribuir con la pérdida de peso y hasta mejorar el estado de ánimo.
  2. La kombucha aporta los beneficios del té verde, una de las bebidas más saludables del planeta.
    El té verde contiene una gran cantidad de compuestos bioactivos, cuya función es proteger al organismo contra los efectos de la oxidación, el origen de las enfermedades y el envejecimiento[i].
  3. La kombucha hecha de té verde contiene muchos de los mismos compuestos de la planta y proporciona algunos de los mismos beneficios[ii].
  4. Los estudios muestran que tomar té verde con regularidad puede incrementar el número de calorías que se queman, así como reducir la grasa abdominal, mejorar los niveles de colesterol, ayudar con el control del azúcar sanguíneo y mucho más [iii],[iv],[v] ,[vi].
  5. Los estudios muestran que los bebedores de té verde tienen un riesgo reducido de cáncer de próstata mama o colon[vii],[viii],[ix].
  6. Los científicos creen que los antioxidantes provenientes de la alimentación y bebidas, como la kombucha, son mejores que aquellos de los suplementos artificiales[x].
  7.  La kombucha puede matar las bacterias patógenas del intestino, durante el proceso de fermentación, la kombucha produce ácido acético presente también en el vinagre, al igual que los polifenoles, el ácido acético puede matar bacterias dañinas del intestino[xi].
    La kombucha hecha de té negro y verde, proporciona una fuerte actividad antibacteriana, particularmente contra las infecciones causadas por bacterias y la levadura dañina cándida. Estos efectos antimicrobianos suprimen el crecimiento de bacterias indeseables y levaduras, pero no afectan las bacterias y levaduras probióticas beneficiosas involucradas en la fermentación de la kombucha[xii].
  8. La kombucha puede reducir el riesgo de enfermedad cardiaca, mejora dos marcadores de enfermedad tales como el colesterol LDL (“colesterol malo”) y el HDL (“colesterol bueno”) en alrededor de 30 días [xiii],[xiv] y mejora el manejo de la diabetes tipo dos.
    Esta diabetes afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo y se caracteriza por los altos niveles de azúcar sanguíneo y la resistencia a la insulina, a pesar de la presencia inicial del azúcar en la mezcla de la kombucha, las bacterias consumen este azúcar y producen las sustancias beneficiosas que llevan a esta acción [xv],[xvi].

[i] Serafini, M., Ghiselli, A., & Ferro-Luzzi, A. (1996). In vivo antioxidant effect of green and black tea in man. European journal of clinical nutrition50(1), 28–32.

[ii] Villarreal-Soto, S. A., Beaufort, S., Bouajila, J., Souchard, J. P., & Taillandier, P. (2018). Understanding Kombucha Tea Fermentation: A Review. Journal of food science83(3), 580–588.

[iii] Dulloo, A. G., Duret, C., Rohrer, D., Girardier, L., Mensi, N., Fathi, M., Chantre, P., & Vandermander, J. (1999). Efficacy of a green tea extract rich in catechin polyphenols and caffeine in increasing 24-h energy expenditure and fat oxidation in humans. The American journal of clinical nutrition70(6), 1040–1045.

[iv] Nagao, T., Hase, T., & Tokimitsu, I. (2007). A green tea extract high in catechins reduces body fat and cardiovascular risks in humans. Obesity (Silver Spring, Md.)15(6), 1473–1483.

[v] Fujita, H., & Yamagami, T. (2008). Antihypercholesterolemic effect of Chinese black tea extract in human subjects with borderline hypercholesterolemia. Nutrition research (New York, N.Y.)28(7), 450–456.

[vi] Liu, K., Zhou, R., Wang, B., Chen, K., Shi, L. Y., Zhu, J. D., & Mi, M. T. (2013). Effect of green tea on glucose control and insulin sensitivity: a meta-analysis of 17 randomized controlled trials. The American journal of clinical nutrition98(2), 340–348.

[vii] Kurahashi, N., Sasazuki, S., Iwasaki, M., Inoue, M., Tsugane, S., & JPHC Study Group (2008). Green tea consumption and prostate cancer risk in Japanese men: a prospective study. American journal of epidemiology167(1), 71–77.

[viii] Sun, C. L., Yuan, J. M., Koh, W. P., & Yu, M. C. (2006). Green tea, black tea and breast cancer risk: a meta-analysis of epidemiological studies. Carcinogenesis27(7), 1310–1315.

[ix] T., Zhang, X., Gao, Y. T., & Zheng, W. (2007). Prospective cohort study of green tea consumption and colorectal cancer risk in women. Cancer epidemiology, biomarkers & prevention : a publication of the American Association for Cancer Research, cosponsored by the American Society of Preventive Oncology16(6), 1219–1223.

[x] Bjelakovic, G., & Gluud, C. (2007). Surviving antioxidant supplements. Journal of the National Cancer Institute99(10), 742–743.

[xi] Sreeramulu, G., Zhu, Y., & Knol, W. (2000). Kombucha fermentation and its antimicrobial activity. Journal of agricultural and food chemistry48(6), 2589–2594.

[xii] BATTIKH, H., CHAIEB, K., BAKHROUF, A. and AMMAR, E. (2013), ANTIBACTERIAL AND ANTIFUNGAL ACTIVITIES OF BLACK AND GREEN KOMBUCHA TEAS. Journal of Food Biochemistry, 37: 231-236.

[xiii] Aloulou, A., Hamden, K., Elloumi, D., Ali, M. B., Hargafi, K., Jaouadi, B., Ayadi, F., Elfeki, A., & Ammar, E. (2012). Hypoglycemic and antilipidemic properties of kombucha tea in alloxan-induced diabetic rats. BMC complementary and alternative medicine12, 63.

[xiv] Bellassoued, K., Ghrab, F., Makni-Ayadi, F., Van Pelt, J., Elfeki, A., & Ammar, E. (2015). Protective effect of kombucha on rats fed a hypercholesterolemic diet is mediated by its antioxidant activity. Pharmaceutical biology53(11), 1699–1709.

[xv] Aloulou, A., Hamden, K., Elloumi, D., Ali, M. B., Hargafi, K., Jaouadi, B., Ayadi, F., Elfeki, A., & Ammar, E. (2012). Hypoglycemic and antilipidemic properties of kombucha tea in alloxan-induced diabetic rats. BMC complementary and alternative medicine12, 63.

[xvi] Liu, K., Zhou, R., Wang, B., Chen, K., Shi, L. Y., Zhu, J. D., & Mi, M. T. (2013). Effect of green tea on glucose control and insulin sensitivity: a meta-analysis of 17 randomized controlled trials. The American journal of clinical nutrition98(2), 340–348.


Comparte este artículo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¡Agenda tu cita con el Dr. Zapata!
¡Agenda tu cita con el Dr. Zapata por WhatsApp!