Aceite, semilla y nueces de sacha inchi

¿Por Qué es Bueno el Sacha Inchi para Usted?

Comparte este artículo en tus redes sociales

Probablemente ha oído hablar de super alimentos y definitivamente el sacha inchi pertenece a la categoría. Aunque es novedad para la mayoría, es mucho más conocido en Europa que en Suramérica a pesar de haber nacido aquí en nuestras vecindades. Muy apreciado por sus bondades en la alimentación y usos cosméticos.

El sacha inchi, es nativo de varios países de Sudamérica y el Caribe, se cultiva porque produce un fruto en forma de estrella, comestible. Sus semillas  suelen consumirse tostadas, por indígenas del Perú, por lo que suele llamársele Maní Amazónico o Nuez Inca.

El sacha inchi también se muele para obtener una harina que es usada en la cocina y que contiene un alto valor proteico que supera al de la carne de res. Por si fuera poco, de sus nueces se obtiene un preciado aceite, superior al aceite de olivas en muchos aspectos, utilizado tanto para el consumo en la cocina como para la fabricación de productos cosméticos o dermatológicos. Si quiere adicionar otro uso, las hojas de la planta se secan para elaborar infusiones que aportan gran cantidad de antioxidantes.

Todas sus grasas son amigables con el corazón, a lo que suman su aporte en fósforo, potasio, magnesio, calcio y zinc. Más aún, contienen compuestos que ayudan al cuerpo a enfrentar los daños de la vida diaria originados en el estrés. Las semillas son particularmente ricas en grasa poliinsaturada que se asocia a un menor riesgo de enfermedad cardiaca cuando se utilizan en vez de las grasas saturadas normales de las carnes o carbohidratos en su dieta[i]. [ii]. Lo que es mejor, contienen antioxidantes y compuestos que reducen la inflamación en el cuerpo y protegen contra las enfermedades crónicas[iii],[iv].

Beneficios potenciales

Las semillas de Sacha inchi se han vinculado a varios beneficios para la salud:

  • Mejoran los niveles de colesterol aumentando los del colesterol bueno.
  • En un estudio se encontró que los participantes que tomaron entre 10 y 15 cm³ (una cucharada sopera grande) de aceite de Sacha inchi, diariamente por cuatro meses, habían mejorado su presión arterial, su colesterol total, su nivel de HDL o sea el colesterol bueno, y del LDL o colesterol malo[v].
  • En otro estudio se encontró que el consumo de aceite de Sacha inchi evita incrementos en los niveles de colesterol y la consecuente inflamación[vi].
  • El sacha inchi también es una fuente importante de ácidos grasos insaturados (grasas buenas) que ayudan a reducir los niveles de colesterol y apoyar la salud del corazón[vii].
  • Los estudios en humanos sugieren que el sacha inchi mejora la salud digestiva.
  • Un estudio encontró que el aceite de sacha inchi ayuda a balancear las bacterias beneficiosas del intestino[viii].
  • Otro estudio similar encontró que el extracto de las cascarillas de las semillas mejoraba la salud del microbioma intestinal de las ratas[ix].
  • Las semillas también contienen una buena cantidad de fibra en cada porción. La fibra es un compuesto beneficioso de la planta pues mejora la regularidad del funcionamiento del intestino aumentando el volumen del bolo fecal. Esto puede ayudar a proteger contra afecciones como hemorroides o diverticulitis o afecciones que inflamen la vía digestiva[x].
  • Un pequeño puñado de semillas de sacha inchi proveen una muy buena cantidad de proteína y fibra. Esto hace una excelente adición para una dieta de pérdida de peso bien llevada.  Este contenido proteico en particular puede disminuir las ansiedades y deseos de comer cosas apetitosas que incrementan el peso[xi]. De la misma manera la fibra puede incrementar la sensación de saciedad para ayudar a reducir el consumo excesivo de comida que puede contribuir a un incremento en el peso y en la cantidad de grasa corporal[xii]. Finalmente, el sacha inchi es rico en grasas saludables que disminuyen la velocidad de vaciamiento del estómago y promueven la sensación de saciedad[xiii].
  • La harina de sacha inchi que se obtiene de las semillas tiene un alto contenido de proteínas que llega hasta el 60% de su peso y por si fuera poco la calidad de las proteínas contenidas en el sacha inchi tienen los “ladrillos” (aminoácidos) completos que requiere el organismo.
  • La costumbre es tostar las almendras ligeramente, no sólo porque mejora su sabor sino porque mejora su capacidad antioxidante a las vez que elimina algunos rastros de antinutrientes que pudieran quedar[xiv][xv].

[i] Liu, A. G., Ford, N. A., Hu, F. B., Zelman, K. M., Mozaffarian, D., & Kris-Etherton, P. M. (2017). A healthy approach to dietary fats: understanding the science and taking action to reduce consumer confusion. Nutrition journal16(1), 53. https://doi.org/10.1186/s12937-017-0271-4

[ii] Dah-Sol Kim & Nami Joo (2019) Nutritional composition of Sacha inchi (PlukenetiaVolubilis L.) as affected by different cooking methods, International Journal of Food Properties, 22:1, 1235-1241

[iii] Chirinos R, Zuloeta G, Pedreschi R, Mignolet E, Larondelle Y, Campos D. Sacha inchi (Plukenetia volubilis): a seed source of polyunsaturated fatty acids, tocopherols, phytosterols, phenolic compounds and antioxidant capacity. Food Chem. 2013 Dec 1;141(3):1732-9.

[iv] Ali SS, Ahsan H, Zia MK, Siddiqui T, Khan FH. Understanding oxidants and antioxidants: Classical team with new players. J Food Biochem. 2020 Mar;44(3):e13145.

[v] Gonzales, G. F., & Gonzales, C. (2014). A randomized, double-blind placebo-controlled study on acceptability, safety and efficacy of oral administration of sacha inchi oil (Plukenetia volubilis L.) in adult human subjects. Food and chemical toxicology : an international journal published for the British Industrial Biological Research Association65, 168–176.

[vi] Alayón, A. N., Ortega Ávila, J. G., & Echeverri Jiménez, I. (2019). Metabolic status is related to the effects of adding of sacha inchi (Plukenetia volubilis L.) oil on postprandial inflammation and lipid profile: Randomized, crossover clinical trial. Journal of food biochemistry43(2), e12703.

[vii] Forouhi, N. G., Krauss, R. M., Taubes, G., & Willett, W. (2018). Dietary fat and cardiometabolic health: evidence, controversies, and consensus for guidance. BMJ (Clinical research ed.)361, k2139.

[viii] Li, P., , Huang, J., , Xiao, N., , Cai, X., , Yang, Y., , Deng, J., , Zhang, L. H., , & Du, B., (2020). Sacha inchi oil alleviates gut microbiota dysbiosis and improves hepatic lipid dysmetabolism in high-fat diet-fed rats. Food & function11(7), 5827–5841. 

[ix] Li, P., Cai, X., Xiao, N., Ma, X., Zeng, L., Zhang, L. H., Xie, L., & Du, B. (2020). Sacha inchi (Plukenetia volubilis L.) shell extract alleviates hypertension in association with the regulation of gut microbiota. Food & function11(9), 8051–8067.

[x] Akbar A, Shreenath AP. High Fiber Diet. [Updated 2021 May 9]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2021 Jan-.

[xi] Leidy H. J. (2014). Increased dietary protein as a dietary strategy to prevent and/or treat obesity. Missouri medicine111(1), 54–58.

[xii] Jovanovski, E., Mazhar, N., Komishon, A., Khayyat, R., Li, D., Blanco Mejia, S., Khan, T., L Jenkins, A., Smircic-Duvnjak, L., L Sievenpiper, J., & Vuksan, V. (2020). Can dietary viscous fiber affect body weight independently of an energy-restrictive diet? A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. The American journal of clinical nutrition111(2), 471–485.

[xiii] Banks KP, Syed K, Parekh M, et al. Gastric Emptying Scan. [Updated 2020 Dec 22]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2021 Jan-.

[xiv] Srichamnong, W., Ting, P., Pitchakarn, P., Nuchuchua, O., & Temviriyanukul, P. (2018). Safety assessment of Plukenetia volubilis (Inca peanut) seeds, leaves, and their products. Food science & nutrition6(4), 962–969. https://doi.org/10.1002/fsn3.633

[xv] Bueno-Borges, L. B., Sartim, M. A., Gil, C. C., Sampaio, S. V., Rodrigues, P., & Regitano-d’Arce, M. (2018). Sacha inchi seeds from sub-tropical cultivation: effects of roasting on antinutrients, antioxidant capacity and oxidative stability. Journal of food science and technology55(10), 4159–4166.


Comparte este artículo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¡Agenda tu cita con el Dr. Zapata!
¡Agenda tu cita con el Dr. Zapata por WhatsApp!