Al fin qué: ¿El ejercicio endurece la grasa o no?

Comparte este artículo en tus redes sociales

Para empezar, las células adiposas, son células corrientes con una bolita de grasa que ocupa casi toda el área, como se ve en la ilustración, que se crece o disminuye dependientle de la masa corporal de su dueña (o dueño).
Células adiposas

Desde hace unos años se viene acumulando evidencia que los depósitos de grasa NO son sólo una consecuencia de los excesos de comida, al parecer el cuerpo en la medida que se intoxica y no encuentra por dónde sacar esos tóxicos, crea depósitos para “enterrarlos” donde hagan menos daño y esos son depósitos de grasa que no responden a aguantar hambre o ir al gimnasio y TAMPOCO se endurecen o cambian por el hecho de hacer ejercicio.

Se sube de peso no solo por comer de más… ¡también por estar intoxicado!

Así que respondiendo a la pregunta planteada: ¡LA GRASA NO SE ENDURECE POR HACER PESAS, ABDOMINALES O SPINNING¡, tampoco por bañarse con agua fría.

Es frecuente que en la consulta médica me pregunten cuánto deben esperar después de empezar con un programa de pérdida de peso, para iniciar el ejercicio y que no se les endurezca la grasa. No tiene ningún sentido: en la medida que se hace ejercicio CONTROLADO Y APTO (en otra nota te diremos cómo se mide):

1.- Se acelera el metabolismo lo cual ayuda a que se desgasten esos depósitos de grasa (si hay alimentación adecuada) y 2.- los músculos aumentan su volumen lo cual empezará a cambiar las curvas dadas por los depósitos de grasa y se mantienen quemando grasa más tiempo.

Los músculos están dotados de muchos motores celulares – las mitocondrias – que trabajan aún estando en completo reposo (eso es metabolismo basal) mientras más mitocondrias haya trabajando por el efecto del ejercicio, más se gastará energía y eso significa quemar más grasa.

Pero, como se anotó, no sólo es cuestión de cuánto, hay que mirar el qué, muchos investigadores han hallado vínculos entre la toxicidad acumulada y la obesidad de difícil manejo, es decir, que en la medida que la persona incorpora a su organismo toxinas, incluso aquellas no tan evidentes como las que liberan las vasijas plásticas al calentar la comida en microondas, el cuerpo crea capas de grasa para protegerse poniendo en esas áreas los tóxicos acumulados. Es ahí donde se echa mano de la alimentación terapéutica: Nutrapédica, eje fundamental de nuestro manejo de pacientes con sobrepeso u obesidad, para hacer la conjunción ideal entre manejo médico y alimentación. Al final encontrará algunas citas literarias al respecto si quiere profundizar en los estudios o puede explorar en la red el proyecto europeo OBELIX.

Bibliografía:
Basic & Clinical Pharmacology & Toxicology 2011 Nordic Pharmacological Society. Basic & Clinical Pharmacology & Toxicology, 108, 406–413
Govarts, E., et al. (2012) Birth Weight and Prenatal Exposure to Polychlorinated Biphenyls (PCBs) and Dichlorodiphenyldichloroethylene (DDE): A Meta-analysis within 12 European Birth Cohorts. Environmental Health Perspectives. 120:162-170.

Dr. Giovanni Zapata Gutiérrez 
Especialista Terapias Alternativas 
Nutrición Terapéutica


Comparte este artículo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¡Agenda tu cita con el Dr. Zapata!
¡Agenda tu cita con el Dr. Zapata por WhatsApp!