Más sabor, menos sal

Comparte este artículo en tus redes sociales

A propósito de la Semana Mundial de Sensibilización sobre la Sal – 8 al 14 de marzo de 2021

La sal de su dieta no solo proviene del salero de mesa. La OMS recomienda disminuir el sodio para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, idealmente hacerlo a menos de 2 g/día en adultos. La reducción del consumo de sal/sodio es una de las intervenciones más costo-efectivas para prevenir la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares.

No basta con dejar de “echarle sal” a las comidas, sin siquiera haber probado cómo estaba previamente de sal. Podría estar consumiendo una gran cantidad de sal sin enterarse. ¿Dónde está, para moderar su consumo?

La dieta diaria provee mucha más sal de la que pensamos, aunque no se le agregue sal a la comida. Muchos productos, especialmente los ultraprocesados, contienen una gran cantidad de sodio, debido a que la sal ayuda a preservar los alimentos así como a conferirle más gustosidad y estabilidad.

egg, hen's egg, breakfast egg

Muchas veces se puede encontrar una cantidad ingente, sin saberlo, en productos que no resultan salados de entrada. ¿Cuáles productos estamos señalando?

  • Paquetes: las papas fritas de bolsa, las palomitas de maíz saladas, cacahuetes fritos, palitos de maíz, semillas saludables, frutos secos salados.
  • El pan y bizcochería, curiosamente, también es una fuente de sodio importante, dada la abundancia de consumo.
  • Sopas o caldos concentrados contienen mucho glutamato, y es el que le aporta el característico sabor sabroso.
  • Embutidos y carnes curadas: el jamón, los ahumados y los embutidos contienen grandes cantidades de sal debido al proceso de curación.
  • Encurtidos: igualmente estos productos tienen bastante sodio debido a su elaboración.
  • El queso madurado, es otro alimento con gran cantidad de sodio debido al proceso de curación, que normalmente casi no se reconoce. Por lo general, los quesos más blandos son los que menos sal contienen.
  • Se puede decir sin temor a equivocarse que cualquier producto ultraprocesado – preparado industrialmente para consumo inmediato – puede ser una fuente de sal

Las cifras de la OMS estiman que en 2017 murieron 17,8 millones de personas afectadas por enfermedades cardiovasculares, lo que representa el 32% de todas las muertes registradas en el mundo. La tensión arterial alta es un factor de riesgo importante para las enfermedades cardiovasculares. Se cree que con reducir a 2 gramos diarios la ingesta se podría reducir significativamente el riesgo.

Dr. Giovanni Zapata Gutiérrez
Especialista Terapias Alternativas
Nutrición Terapéutica


Comparte este artículo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Abrir chat
1
¡Agenda tu cita con el Dr. Zapata!
¡Agenda tu cita con el Dr. Zapata por WhatsApp!