Si la vida da limones aprender a hacer limonada o cómo enfrentar el coco del confinamiento

Comparte este artículo en tus redes sociales

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró COVID-19 una “Pandemia” el 11 de marzo de 2020 (2). En Grecia, el primer caso confirmado de COVID-19 se informó el 26 de febrero. El número de casos positivos de COVID-19 aumentaba constantemente y se requirieron medidas de restricción. Cuando se informaron 695 casos confirmados de COVID-19 y 17 muertes relacionadas con COVID-19, el 23 de marzo se impuso un bloqueo nacional de 6 semanas.

A nivel mundial, a la fecha han muerto alrededor de 3 millones de personas, que más allá de la estadística, son 3 millones que ya no están con sus familias y será un vacío irremplazable.

Por todo esto, la pandemia provoca preocupación, miedo, ansiedad y síntomas depresivos, así como insomnio. No se trata de “un problema de nervios”, son afecciones que se traducen en una disminución sustancial de la calidad de vida pues algunos ven amenazada su forma de vida al dejar de poder generar el sustento de sus familias y otros, como los adultos mayores se pueden sentir vulnerables, relacionado con el estado físico comprometido asociado a su edad, la presencia de enfermedades crónicas no transmisibles preexistentes y otras discapacidades, esto sumado al deterioro de sus capacidades cognitivas y la posible presencia de condiciones psicosociales adversas, donde dependen de otras personas para su día a día y su bienestar.

virus, protection, coronavirus

Esta pandemia de COVID-19 afecta a las personas mayores en muchos aspectos diferentes: el miedo a contraer el virus y el miedo a la muerte, unido a la función comprometida del sistema inmunológico y la mayor presencia de condiciones de riesgo de COVID-19 grave, como la hipertensión. diabetes mellitus, enfermedades cardiovasculares y respiratorias. La prestigiosa revista médica Lancet publicó un estudio que alrededor del 66% de las personas mayores de 70 años padecían al menos una afección médica crónica. La tasa de letalidad se estimó en el 1,4% para las personas menores de 60 años, en el 4,5% para las personas mayores de 60 años, mientras que en el 13,4 para las personas mayores de 80. Durante la pandemia, alrededor del 95% de las muertes relacionadas con COVID-19 en Europa, el 80% de los casos fatales de COVID-19 en los Estados Unidos y el 80% de los casos fatales en China involucraron a pacientes mayores de 60 a 65 años.

El grupo de personas mayores con alto riesgo de enfermedad grave por COVID-19 también está en peligro de tener que lidiar con la discriminación por edad, que puede implicar discriminación por edad en la atención de la salud y se expresa en frases como “ a su edad puede esperar esto o lo otro”.

A pesar de todo lo que rueda en las redes sociales o Whatsapp, no hay medidas milagrosas que impidan la propagación de la enfermedad, así que quedamos en manos de las medidas obvias mencionadas hasta el cansancio y que se pueden apoyar en algunas complementarias para no volver la paranoia de la enfermedad un motivo más de ataque para el organismo que lo haga vulnerable a la pandemia misma, no hay que olvidar que el estado de ánimo puede ser un aliado o un enemigo a la hora de enfrentar esta pandemia y, como se dijo al principio, la presencia constante de miedo, preocupación, depresión puede afectar la respuesta de nuestras defensas y hacernos más vulnerables independiente de la edad. Entonces la gran pregunta que surge es ¿cómo aprovechar estos días de encierro para hacer algo útil que contribuya con las defensas?

coronavirus, virus, patient

Bueno, pues hay varias cosas qué hacer, aquí vienen unas sugerencias:

  1. En primer lugar, la bandera de Nutrapédica: la comida, buscar en lo posible comida fresca preparada en la casa, sin aceites vegetales recalentados, sin azúcar, pocas “harinas” y mucho de verduras crudas y condimentos naturales por montones, el Dr Google puede suministrar enormes cantidades de recetas usando sus verduras preferidas con una buena vinagreta o salsa vegana que las haga apetecibles y disminuya el efecto de la Inflamación Sistémica de Bajo Nivel que se agazapa detrás de las enfermedades crónicas no transmisibles como la hipertensión arterial, la diabetes o la artritis. No olviden tampoco la bondad de los fermentados, aproveche la sabiduría de los mayores para aprender a hacer el guarapo o masato preferidos, no se necesita tomar más que una copita diaria para aprovechar las bondades de los probióticos que llegan a beneficiar hasta el estado emocional.
  2. Ensaye un pequeño cambio: en vez de cada uno en un cuarto viendo televisión o mirando una tableta, recuperen aquellos juegos donde todos participan y todos se divierten por igual, un gran beneficio para la salud mental de todos.
  3. Encuentre el tiempo para compartir, recuerde que algunos se sienten solos, asustados, abandonados: hacer ejercicios de respiración, ayuda a los que trabajan para se puedan concentrar mejor, una buena pausa activa puede involucrar algunos ejercicios respiratorios una corta sesión de 10 ó 15 minutos y luego cada cual retoma su actividad, con una actitud renovada. En las tiendas de Android o Apple hay montones de ejercicios descargables gratis para hacer esas pequeñas sesiones. ¿Porqué no compartir la pausa de estiramientos con los demás miembros de la familia? Especialmente útil para los mayores y se recupera la sensación de compañía, que no estamos solos frente a este evento.
  4. Una buena opción es ayudar en la cocina, se combinan las habilidades de algunos para encontrar recetas saludables con ingredientes comunes con la destreza de otros para combinar ingredientes y hacer de la comida otro motivo de unión y acompañamiento.
  5. ¿Vive solo? Aproveche una parada del trabajo o cualquier oportunidad para hacer esa llamada que hace tiempo está postergando, para saludar un viejo conocido, puede tener sorpresas agradables al descubrir que su soledad también es sentida por alguien al  otro lado de la línea.

Es sólo cuestión de escarbar en nuestro interior para redescubrir el placer de la compañía de quienes nos rodean, así sea a través de Zoom o Whatsapp, su salud mental se lo va a agradecer.

Dr. Giovanni Zapata Gutiérrez
Especialista Terapias Alternativas
Nutrición Terapéutica


¿Ya viste el video de este artículo?


Comparte este artículo en tus redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Abrir chat
1
¡Agenda tu cita con el Dr. Zapata!
¡Agenda tu cita con el Dr. Zapata por WhatsApp!